domingo, 10 de junio de 2007

Faetón y el dios Sol

En un lugar de la Grecia Antigua, cercano al mar y rodeado de colinas de olivo vivia Faetón, joven de frondosa iluminosa cabellera, hijo de Helios, el dios Sol

Su infancia transcurrió tranquila y felíz, al lado de ese mar que tanto amaba. De día jugaba en las playas de arena tibia con sus compañeros y hermanas, haciendo carreras, nadando o admirando los altos que daban los delfines entre las olas. Algunas veces se aventuraba mar adentro en bote de remo y pasaba largas horas, muy quieto, pescando con un delgado cordel. De rato en rato miraba el cielo y al ver el esplendor del sol se sentía orgulloso de ser su hijo.

En las tardes, volvia a su casa donde lo esperabva su madre, la ninfa Climene, y al oscurecer salia a mirar el manto estrellado de la noche. ¿Dónde estaba a esta hora Helios su padre? Terminando el recorrido del día, el Sol descanzaba, dejándole su lugar a la noche.

Conversación de Faetón con su Madre.

-¿Qué pasa hijo?

Faetón le respondió:
-Mi amigo Epafos dice que soy un mentiroso, que no soy hijo del Sol.

Su madre le contestó:
-Epafos no sabe lo que dice. Tu eres hijo de Helios, el dios Sol. Ese que sale temprtano detrás de la dios Aurora en las mañanas y que al atardecer se oculta es, de veras, tu padre.

Faetón , emocionado dijo entonces:
-Madre, voy a emprender un largo viaje. Quiero ir en busca de mi padre. Tengo ansias de conocerlo y de ver de cerca su divino esplendor.

La madre de Faetón asintió:
-Ve hijo mío, y busca a tu padre. Ve siempre por el camino que lleva al Oriente -le indicó su madre.

En su llegada atravesó una pesada rteja de oro y empezó a subir. la luz dorada lo encandilaba y tuvo que detenerse un momento y cerrar los ojos hasta acostumbrarse al resplandor.

Una vez arriba, vio una gran puerta. La empujó y entró a una sala muy brillante, con techo de marfil pulido. Después de unos minutos, pudo distinguir a Helios.

Helios, cuyos ojos veían todas la cosas, notó la entrada de Faetón en la sala e inmediatamente lo reconoció y le preguntó:

-¿Qué ocurre, hijo?- preguntó el dios a Faetón- ¿Qué pena te apesadumbra? ¿Qué te falta allá, sobre la Tierra?

-Padre mío: tu indiferencia hacia mí cuando pasas, guiando tus corceles por la ruta del cielo, hace pensar a los hombres que no es cierto que soy hijo tuyo. Necesito demostrarles que están en un error. A decir verdad, yo mismo dudo a veces de que seas realmente mi padre.

-¡No lo dudes, Faetón! Tú eres hijo mío, te lo aseguro. Para darte una prueba de ello, prometo concederte el don que me pidas.

-¿Cualquiera que sea mi deseo?

- Cualquier deseo tuyo será satisfecho, hijo mío; habla.

- Pues bien, quiero ver lo que ningún ojo humano ha visto hasta ahora: la esfera de cristal del Universo desde la ruta que recorres diariamente en la bóveda del cielo. Quiero subir sobre tu carro de luz y guiar un día entero tus veloces caballos.

Al oír tales palabras, Febo se arrepintió de haber prometido que iba a acceder a cualquier petición de su hijo. No podía permitir que éste corriera el riesgo de una catástrofe, provocando un desastre irreparable.

-Hijo mío- exclamó el dios en tono persuasivo-: no tienes idea de lo que significa regir esos corceles para que no se aparten de la ruta fijada. Son caballos indómitos, que sólo la mano de un dios puede sujetar.

Faetón meneó la cabeza. Quería significar que ninguna razón podía apartarlo de su propósito. Debía concedérsele lo prometido.

-¿No comprendes, hijo, que un solo momento de descuido, un instante de debilidad, hará que el carro se desvíe de la ruta? Un pequeño alejamiento de la Tierra provocaría la muerte de todos los seres vivos por falta de calor; una pequeña aproximación secaría los arroyos, los ríos, los mares y todas las fuentes que dan vida a las plantas, a los animales y a los hombres.

Ni los argumentos ni el tono doliente y persuasivo de Febo conmovieron al terco joven.

-Quiero demostrar a los hombres que soy digno hijo del dios del sol. Estoy seguro de que guiaré con firmeza tus caballos.

Agotados todos los argumentos, Febo recurrió a los ruegos y súplicas; pero Faetón mantuvo firmemente su decisión. La promesa debía ser cumplida.

A la hora señalada por Zeus desde los tiempos más remotos, el carro del sol estaba listo para emprender la diaria carrera por el firmamento. En el momento en que el joven empuñó las riendas, Febo, temeroso de lo que pudiera hacer su hijo, le hizo las últimas recomendaciones.

-Espero que Zeus te dé fuerzas para mantener sujetos a los caballos durante la jornada entera. No descuides ni un instante las riendas. No te distraigas y, sobre todo, no trates de mirar hacia abajo.

Faetón ardía de impaciencia. Con las riendas en su puño firme, esperaba el minuto preciso del comienzo de la carrera. Estaba seguro de que el éxito coronaría felizmente su audaz empresa, logrando así la consideración y el respeto que le negaban los hombres.

Al comienzo, la carrera se desarrolló normalmente. Parecía que los caballos no habían advertido el cambio de auriga. El carro refulgente horadaba las sombras, y los caballos seguían la ruta acostumbrada.

"Ahora se despiertan los pájaros en sus nidos. A mi paso me saludan las aves con sus cantos. Todos los elementos de la tierra elevan hacia mí himnos de gracia. Ellos no saben, ni pueden imaginarse, que no es Febo el que guía hoy el carro del sol".

Así iba pensando Faetón mientras los corceles, regidos por las riendas tensas, seguían por la ruta del cielo. El joven se imaginaba el espectáculo que a su paso se desarrollaba sobre la Tierra, cintas de ríos y arroyos centelleantes, brillo de olas marinas, verde de praderas inmensas, juego de nubes y trabajo fecundo de hombres laboriosos. ¡Qué hermoso debía ser ese espectáculo visto desde las alturas! Y en un momento de debilidad, en un instante de olvido de las recomendaciones paternas, el inexperto auriga dirigió la mirada hacia abajo. Fue un momento, más breve que el zigzaguear de un relámpago. Una de las riendas quedó floja; uno de los corceles lo advirtió y se separó lateralmente; los otros fueron atraídos por el primero, y el carro se desvió de la ruta.

Faetón quiso enderezar el curso para tomar el rumbo cierto, pero sus brazos no tuvieron fuerza suficiente para ello. Los corceles siguieron apartándose, indóciles al puño que los regía.

Cuando el carro del sol se acercó a la Tierra, vastas regiones ardieron de súbito. Campos y ciudades fueron presa de las llamas, y en poco tiempo, cultivos, arboledas, aldeas y urbes se transformaron en ceniza. Grandes humaredas se elevaron al cielo, y Faetón se desesperaba al comprobar la inutilidad de sus esfuerzos. Aferrado a las riendas, veía con espanto que los caballos se alejaban ahora de la tierra. Un frío intenso sembró la muerte sobre vastas regiones. Ni plantas ni animales sobrevivieron en ellas. Los hombres corrían despavoridos en busca de los rayos del sol, pero éstos eran tan débiles por su lejanía, que el calor era insuficiente para mantener la vida.

Cuando Zeus, advertido del curso irregular del carro del sol, vio desde su trono que era una mano inexperta la que empuñaba las riendas, tomó uno de sus rayos y lo lanzó al espacio.

El rayo golpeó en pleno pecho al audaz auriga, y éste soltó las riendas y se precipitó en el vacío. El carro del sol se detuvo un momento, y Febo volvió a ocupar su puesto. Todo volvió a su quicio, la vida de la Tierra retomó su curso normal, y el desastre ocurrido asumió el carácter de un incidente pasajero. Pero en el país de Faetón persistió el recuerdo de su audaz empresa.

Ahora que sabes más de este mito, te invito a responder las siguientes preguntas:

1.-¿Cómo te imaginas a Faetón si viviera hoy?

2.-¿Qué características físicas tendría?

3.-¿Qué características psicológicas tendría?

4.-Escribe tu propio mito actualizado a esta época, cambiando los nombres y los lugares de la historia.

Recuerda usar tu imaginación y realiza un creativo mito.
¡¡¡ Animate, tú puedes !!!

14 comentarios:

maría angélica reyes madariaga dijo...

De : Daniel

R1: Me imagino a Faetón forzudo y a lo mejor, si hubiera estado vivo, hubiera podido manejar el carro del sol.

R2: Forzudo, barbudo, grande, igual que su padre.

R3: Alegre, dichoso y sin ninguna preocupación.

R4: Habia una vez un niño llamado Pedro. El les decia a sus compañeros de escuela que su padre era Mantai, el Dios sol. A el nadie le creia y para esto el iba a ir en la busca de su padre. un dia se fue con su MP4 y su gameboy advanced a buscar a su padre. Cuando llego Pedro le pregunto a Mantai si era su padre, y el le dijo que si. para probarlo el le dijo que padia pedirle lo que quiera. El le dijo que queria manejar el carro del sol, pero Mantai no queria, pues sabia que era muy dificil, pero despues accedio a esto. Pedro salio y dejo la embarrad, pues quemo todo y de repente cayo al suelo y murio. la tierra lo enterro y desde ese dia Mantai no quiso salir, pero la madre tierra le dijo que lo necesitaba y desde ese dia vemos el sol recorrer toda nuestra tierra.

maría angélica reyes madariaga dijo...

de:Claudio orellana
me lo imagino con barba musculoso y alomejor conduciendo el carro del sol
r2:con barba musculoso y tapandose como con una cortina o lo que sea que se ponen para taparse
r3:tenia que era pesado y testarudo
R4: Habia una vez un niño llamado Pedro. El les decia a sus compañeros de escuela que su padre era Mantai, el Dios sol. A el nadie le creia y para esto el iba a ir en la busca de su padre. un dia se fue con su MP4 y su gameboy advanced a buscar a su padre. Cuando llego Pedro le pregunto a Mantai si era su padre, y el le dijo que si. para probarlo el le dijo que padia pedirle lo que quiera. El le dijo que queria manejar el carro del sol, pero Mantai no queria, pues sabia que era muy dificil, pero despues accedio a esto. Pedro salio y dejo la embarrad, pues quemo todo y de repente cayo al suelo y murio. la tierra lo enterro y desde ese dia Mantai no quiso salir, pero la madre tierra le dijo que lo necesitaba y desde ese dia vemos el sol recorrer toda nuestra tierra.

maría angélica reyes madariaga dijo...

1.-¿Cómo te imaginas a Faetón si viviera hoy?
me lo imaginó grande,rudo y a la vez amable.
2.-¿Qué características físicas tendría?
tendria barba,pelo largo ni tanto,alto,ojos grandes y con musculos.
3.-¿Qué características psicológicas tendría?
amable,alegre,mente transparente.:)

maría angélica reyes madariaga dijo...

de:carlos
1r:muy viejo y savio y no pesado
2r:arrugas por todos lados alto com gorova
3r:feliz y muy alegre
4:teseo y el minotauro
teseo era el hijo del mas rico pero tenia una maldision que a fin de año tenia que matar a yna dolsella y a un baron el hijo de egeo quizo ir a matar al mino fierro todo echo de asero y carne cuando el fue se encontro con carlos el mino fierro se enfrentaron y le disparo com una pistola rrallo laser y lo destrullo con la fuersa de la pistola murio el tanvien y se perdio la maldicion y el papá´se tiro de un paramente al mar.

maría angélica reyes madariaga dijo...

De: Patricio

R1:Una persona mas de como lo era antes, con sus venas afuera, ojos azules.

R2:Caballo brillante y grandes ojos.

R3:Valentia, Fuerzas y cariño.

R4:Despues de años de la muerte de Faetón llego el año 2007.Unas personas en busca de fosiles encontraron una tumba al lado de un rio seco que decia:Aqui yace Faetón, y todas las otras palabras estaban rotas.Las personas cabaron hasta llevarse el cuerpo a un cementerio y encontraron una sorpresa, el niño no estaba echo fosil y ademas aun tenia signos vitales, las personas no fueron capases ni de llevarselo, pero una persona destacandose de los demas se lo lleva al hospital mas cercano , dias despues faetón despierta de su largo sueño pero con solo mirar un objeto da un gran grito, las personas llegan y vieron a Faetón tiriteando, las personas hacen lo posible por tranquilizarlo, Faetón empieza a tranquilizarse mientras en el cielo a Zeuz le dan la noticia de que Faetón seguia con vida, Zeus toma uno de sus rayos (pensando de que Faetón volveria a tomar control de el carro de el Sol, Faetón queri volver a ver a su padre Helio pero inafortunadamente le llega un rayo, las personas llegan y ven a Faetón echo cenizas, en un papel decia una cosa inportante, las personas atonitas de lo sucedidos ignoran lo sucedido y envian los documentos al FBI.

maría angélica reyes madariaga dijo...

Tía con respecto al mito no pude actualizarlo. (disculpe) Patricio Peña

maría angélica reyes madariaga dijo...

holí tía aqui le voy a responder sus preguntas
¿cómo te imaginas a Faetón si viviera hoy?
de genio cambiante más tolerante.

¿qué característica fisicas tendría?
rubio de mediana estatura y de piel muy blanca.

¿qué características sicologicas?
me lo imagino de cacterística a lo estilo pokemon.

tía lo siento no alcanso a responder la otra pregunta porque tengo que irme.

maría angélica reyes madariaga dijo...

Profesora soy el rey y el marcelo del 7añoB y encontramos super bien su pagina sobre todo el mito de el dios sol.

R1:me imagino a faetón en una industria tendria,con su hijo llamado frexu con esposa ganado mucha dinero en la industria llamada elrey sol.

R2:joven alto forsudo macabeo

R3:alegre honrrado

maría angélica reyes madariaga dijo...

Profesora soy el rey y el marcelo del 7añoB y encontramos super bien su pagina sobre todo el mito de el dios sol.

R1:me imagino a faetón en una industria tendria,con su hijo llamado frexu con esposa ganado mucha dinero en la industria llamada elrey sol.

R2:joven alto forsudo macabeo

R3:alegre honrrado

maría angélica reyes madariaga dijo...

DE:Erwin Jara

R1:Yo me imagino a faeton como un
niño muy trabieso e inqueto

R2:Debil(en fuerza),delgado y alto

maría angélica reyes madariaga dijo...

Oli soi Alejandra del 7ºb y voi a comentar del faetón y el dios :
- yo creo que las carasteristicas que tendria en esta epoca son:que seria muy amable ,inqueto y muy maldaoso.
-las carasteristicas fisicaserian fuerte,grande y musculoso.
-las carasteristicas sicologicas son:feliz,dichoso y no tienepreocupasion

maría angélica reyes madariaga dijo...

Oliiii soy amanda del 7añob y mis respuestas son
amanda
R-1=me lo imagino jarcor con los pantalones a mitad del trasero
y vive con su papá en un palasio pero sin reglas osea no como los palasios reales no con ropa elegante no como personas normales como todos los demas que noson millonarios y tambien me lo imagino ayudando a la gente que tiene bajos recursos economicos.
R-2=es alto con muchos musculos y con una cara bonota.
R-3=es intelectual inteligente con un caracter sencible i muy estudioso y con una gran profesión

maría angélica reyes madariaga dijo...

de: liset
.hola tia maria angelica me gusto su pagina y me encantaron sus mitos estan exelente.
chauu y siga agregando mas mitos y leyandas

Camilo dijo...

hola tia yo soy el Camilo alumno del 7ºA
solo estaba para dejarle mi blogs

ya tia eso seria
chao!!

cuidese